miércoles, agosto 29

Turismo Responsable;

Después de escribir una parrafada como “los once clanes viajeros” uno se congratula de leer algo que te confirma que no vas tan desencaminado. Lo vengo a comentar por el sensacional artículo que hoy he leído en Diario Metro y que, sin saberlo, profundiza con maestría en el “clan de los concienciados”.
Joseph Guitart, nos descubre una amplia oferta de viajes para los que quieren arrimar el hombro, y nos describe con numerosos testimonios, propuestas para todos los bolsillos, niveles de implicación, gustos y colores. Participar en un proyecto de conservación de elefantes en Camerún, aventura y formación en un santuario para felinos salvajes, visitar los “Gorilas en la Niebla”, viajar de la mano de una ONG a algún proyecto solidario, o por no irnos tan lejos, estudiar los delfines del mediterráneo a bordo de una embarcación histórica son algunas de las “ofertas” propuestas.
El presidente de la ONG Turismo Justo, Carles Tuduri, publica un libro titulado “turismo responsable” en el que se recopilan 30 propuestas de viaje responsable, que como el propio autor nos explica,
“ es un concepto más amplio que el de turismo solidario, “no se trata de ir a un país para realizar proyectos de cooperación, sino de disfrutar de nuestras vacaciones, beneficiando a las personas que viven en el lugar de destino.”
Yo diría que nos está hablando de una mezcla entre los clanes descubridor, concienciado y aventurero.

A dios gracias, se trata de un segmento en alza, donde países como Alemania, cuenta con un 30% de la cuota de mercado!!, aunque en España, se estima en un triste 1% pero en crecimiento.

15 comentarios:

JAVIER JIMENEZ dijo...

La verdad es que en definitiva, todo esto va en la linea de lo que la gente busca en un viaje bajo mi punto de vista: EMOCIONES, SENSACIONES.

Creo que cuando hacemos una inversión en un intangible como es un viaje, al finalizar, esperamos recuperarla haciendo una auditoría de nuestras emociones y buscando esa "rentabilidad".

Pienso que en este tipo de turismo, la inversión se recupera con creces.

Quizá sea poco más que acallar nuestras conciencias.
UN saludo.

Javier Jiménez
j.jimenez@grupo-skala.com

Grupo Skala
http://www.grupo-skala.com

j.palazon dijo...

Muy interesante tú articulo y por supuesto pienso que no vas nada mal encaminado en tus afirmaciones. Estoy de acuerdo que existe una tendencia cada vez mas creciente con un potencial inmenso donde las empresas deberán tomar mayor conciencia social y ambiental ya que estos valores están cada día mas presentes en los turistas a la hora de decantarse por una u otra empresa en la decisión de compra.

Según un estudio de Inforetica 2006:
El 23% de los ciudadanos españoles encuestados dicen estar comprometidos y conocer este concepto, declaran haber penalizado a alguna compañía por realizar prácticas poco éticas o irresponsables
El 15.5% declara ser sensibles y dan importancia a la responsabilidad social aunque no han actuado en consecuencia, pero muestran claras tendencias a hacerlo (pagando más por productos de empresas responsables o penalizando a aquellas que practiquen conductas poco éticas o irresponsables

Sin duda estas acciones son un valor de futuro como también se refleja en el plan de turismo español Horizonte 2020
Creo que esta conciencia debe surgir desde lo más profundo del individuo por convicción propia, hablo en primera persona con conocimiento de causa de la que extraje una experiencia personal única e irrepetible en poblados indígenas de Centroamérica

Al igual que la calidad debe estar inherentemente presente en los prod/sevs turísticos de hoy en día, tambien lo estará, en mayor o menor grado, en un futuro no muy lejano esta corriente de sensiblidad y compromiso
Un Saludo

José A. García Suárez dijo...

Hola Isaac. Creo que el concepto de turismo responsable tiene que ser la filosofía con la que creemos nuestros productos turísticos. Una responsabilidad hacia el entorno y las personas.

Juan Ignacio Pulido ha estudiado sobre este concepto, tanto desde la OMT como desde AECIT.

Saludos

Anónimo dijo...

¿Cómo nos sentiríamos nosotros si vinieran a nuestra tierra, a darnos besos en la cara para hacerse una foto, con el pretexto de "vivir la experiencia de ser como nosotros durante 15 dias"?

Eso no es turismo,... o tal vez sí.

Isaac Vidal dijo...

Hola a todos. Gracias por vuestros comentarios.
Me ha llamado mucho la atención de último comentario, que aunque anónimo, plantea una duda más que razonable. Lo cierto es que la interpretación de que "venga alguien a besarme la cara", simplifica injustamente lo que puede exisitir tras ese beso. No obstante, yo no se cómo me sentiría, supongo que tal vez mejor que sin el beso....de cualquier manera, es imporante no frivolizar con cosas tan serias.

Rubén dijo...

Estimado Isaac,

Como bien identificas entre tus últimas líneas, todo depende de lo que haya detrás de ese beso, que seguro estoy de la posibilidad que sea dado desde una perspectiva meramente altruista y como símbolo de gratitud (con la persona y contigo mismo).

Tu Ley de Hobbes, bien explicada en tu blog, se convierte para mí en otra cosa.

El consumo (entendido en su concepción más material) no tiene valor ninguno si se hace individual y privadamente, porque quien lo hace "necesita" que el resto lo observe.

El verdadero altruismo no.

... y es en este turismo donde chocan ambos conceptos: el reto de prestar tu ayuda,... y que los demás se enteren que lo haces.

Algo de frivolidad existe en ello, ¿no?

Isaac Vidal dijo...

Hola Rubén. Visto de ese modo, tienes toda la razón. Es una cuestión de perspectivas. Pero....¿existe, en cualquiera de sus vertientes, algún altruismo frívolo...? Existe un verdadero altruismo?. Es decir, si por ejemplo tu tienes un niño apadrinado y se lo cuentas a un amigo, ¿deja e en ese momento de ser eso una acción altruista...? Yo no lo creo. no se, no obstante, entiendo perfectamente lo que quieres decir.-

Rubén dijo...

je, je, je... por supuesto que sigue siendo altruista.

Yo solo me refería al cómo se transmite esa información más que al qué se transmite.

Bien sabes que el Turismo está convirtiéndose en el padre que soluciona todos los males, y bajo su definición más pura (la de la OMT), están apareciendo miles de conceptos cuyo objetivo final no es el beneficio social y económico sobre el destino, sino sobre los gigantes de una industria, que para colmo no se la considera como tal.

De todos modos, pensemos que el turismo, como la moda, necesita de nuevos "patrones" para no estancarse. Y a veces, no vemos la consecuencia de un "mal patronaje".

Un abrazo grande.

www.pensamientoturistico.es

natàlia dijo...

isaac, ¿cómo te trata la vida?

Alain dijo...

Excelente Blog la verdad me llama mucho la atención….
Mi nombre es Alain y comencé mi blog no hace mucho
Se llama Bonjour Quebec
http://www.mybonjourquebec.com
Cualquier cosa estoy a la orden
Saludos...
Alain

Isaac Vidal dijo...

Alain, muchas gracias por tus amables palabras. Visitaré tu blog y comentamos cosas. Bienvenido!

Daniel Villagrán dijo...

Estimados compañeros.

Llevamos desde ismalar-quidamtur unos años trabajando sobre este concepto y nos parece que hay un poco de lio con todo esto de la definición, qué es, qué no es, etc.

Nosotros planteamos que no se trata tanto de ir a "dar besitos en la cara" a nadie que no quiera que se lo des sino que la cosa parte del respeto mutuo. No sólo del que va (y no debe de plantear que el Otro es un objeto de divertimento) sino también del que recibe (que no debe plantear que el Otro es un billete con patas).

Para ello proponemos trabajar tanto en destino (sobre la forma en la que llevamos el negocio adelante) como en origen (sobre la forma en la que el cliente viaja).

En este sentido es un concepto holístico que, más bien que basarse en tal o cual target, se basa en una forma de producción definida por la utilización de stakeholders evaluados y sostenibles... En la creación de cadenas turísticas de cooperación.

No estamos tan lejos... Si vemos la actuación de los chiquititos (pequeños hoteles rurales, empresas de turismo activo, casas de huespedes, etc), éstos tienen una serie de valores intrínsecos a la Pyme y micropyme que los hacen estar estableciendo relaciones de RSE a los clientes, proveedores, socios, etc.... Se trata de la busqueda de ventajas en una economía no necesariamente de escala.

En todo caso superinteresante vuestras aportaciones pero nos equivocamos si pensamos que esto es darle un besito a una autóctona o plantar una araucaria en el amazonas. Es utilizar negocios sostenibles en tu consumo cotidiano... y es una tendencia que va más allá del turismo (comida, construcción, etc).

Un saludo a tod@s.

¿Qué es el turismo responsable?

Daniel Villagrán dijo...

Estimados compañeros.

Llevamos desde ismalar-quidamtur unos años trabajando sobre este concepto y nos parece que hay un poco de lio con todo esto de la definición, qué es, qué no es, etc.

Nosotros planteamos que no se trata tanto de ir a "dar besitos en la cara" a nadie que no quiera que se lo des sino que la cosa parte del respeto mutuo. No sólo del que va (y no debe de plantear que el Otro es un objeto de divertimento) sino también del que recibe (que no debe plantear que el Otro es un billete con patas).

Para ello proponemos trabajar tanto en destino (sobre la forma en la que llevamos el negocio adelante) como en origen (sobre la forma en la que el cliente viaja).

En este sentido es un concepto holístico que, más bien que basarse en tal o cual target, se basa en una forma de producción definida por la utilización de stakeholders evaluados y sostenibles... En la creación de cadenas turísticas de cooperación.

No estamos tan lejos... Si vemos la actuación de los chiquititos (pequeños hoteles rurales, empresas de turismo activo, casas de huespedes, etc), éstos tienen una serie de valores intrínsecos a la Pyme y micropyme que los hacen estar estableciendo relaciones de RSE a los clientes, proveedores, socios, etc.... Se trata de la busqueda de ventajas en una economía no necesariamente de escala.

En todo caso superinteresante vuestras aportaciones pero nos equivocamos si pensamos que esto es darle un besito a una autóctona o plantar una araucaria en el amazonas. Es utilizar negocios sostenibles en tu consumo cotidiano... y es una tendencia que va más allá del turismo (comida, construcción, etc).

Un saludo a tod@s.

¿Qué es el turismo responsable?

Alain dijo...

Excelente Blog la verdad me llama mucho la atención….
Mi nombre es Alain y comencé mi blog no hace mucho
Se llama Bonjour Quebec
http://www.mybonjourquebec.com
Cualquier cosa estoy a la orden
Saludos...
Alain

j.palazon dijo...

Muy interesante tú articulo y por supuesto pienso que no vas nada mal encaminado en tus afirmaciones. Estoy de acuerdo que existe una tendencia cada vez mas creciente con un potencial inmenso donde las empresas deberán tomar mayor conciencia social y ambiental ya que estos valores están cada día mas presentes en los turistas a la hora de decantarse por una u otra empresa en la decisión de compra.

Según un estudio de Inforetica 2006:
El 23% de los ciudadanos españoles encuestados dicen estar comprometidos y conocer este concepto, declaran haber penalizado a alguna compañía por realizar prácticas poco éticas o irresponsables
El 15.5% declara ser sensibles y dan importancia a la responsabilidad social aunque no han actuado en consecuencia, pero muestran claras tendencias a hacerlo (pagando más por productos de empresas responsables o penalizando a aquellas que practiquen conductas poco éticas o irresponsables

Sin duda estas acciones son un valor de futuro como también se refleja en el plan de turismo español Horizonte 2020
Creo que esta conciencia debe surgir desde lo más profundo del individuo por convicción propia, hablo en primera persona con conocimiento de causa de la que extraje una experiencia personal única e irrepetible en poblados indígenas de Centroamérica

Al igual que la calidad debe estar inherentemente presente en los prod/sevs turísticos de hoy en día, tambien lo estará, en mayor o menor grado, en un futuro no muy lejano esta corriente de sensiblidad y compromiso
Un Saludo